EXPLICACIÓN MOVIMIENTO Y SONIDO DEL PISO LAMINADO.

Los pisos como el laminado, el de vinilo LVT o SPC, son pisos flotantes, es decir, no están pegados o adheridos al mortero o superficie sobre el cual están instalados. Estos pisos tienen un movimiento natural, el cual se puede incrementar al caminar sobre ellos, y este movimiento, en ocasiones, puede generar un sonido particular, similar al que se produce al caminar sobre una estructura de madera.

Esto hace parte del comportamiento normal de este tipo de superficies, ya que, al ser superficies flotantes, es normal que se presenten fenómenos como el movimiento y sonidos al caminar. Esta característica se encuentra contemplada dentro de los estándares internacionales para este tipo de pisos.

Además, los pisos flotantes descansan sobre una espuma que evita el contacto entre éste y la superficie sobre la cual descansa (el mortero), esta espuma minimiza el sonido que puede producirse, pero puede aumentar un poco el movimiento al caminar sobre este.

En las noches, cuando el ambiente es muy silencioso, el ruido puede percibirse más fuertemente.

Cuando se producen cambios higrométricos (variaciones en el grado de humedad) derivados del propio ambiente (humedad relativa) o del mortero, las fibras del piso de madera laminada experimentan un fenómeno de expansión y contracción, es decir que “se hincha y contrae”, estos cambios son milimétricos, pero propician que se genere un ruido tipo “crujido”; o bien, se acumula tensión, la cual, al pisar sobre el piso, la presión es liberada y el piso suena.

Estos fenómenos pueden reducirse un poco con el uso de una espuma (foam underlay) de alta densidad, la cual podrá minimizar el movimiento del piso flotante y por ende su sonido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *